Piel madura

Piel madura

En realidad, la piel madura no es un tipo de cutis; pero se considera una piel madura a partir de los 35-40 años. En el momento que alcanzamos la madurez, la piel se vuelve más fina, se adelgaza debido a que la reproducción celular se ralentiza, las líneas, o marcas de expresión se hacen más profundas y aparece la flacidez o descolgamiento. Es común, sobre todo si hemos abusado de la exposición al sol, que aparezcan manchas.
El estado de nuestra piel en esta edad va a depender mucho de los hábitos que hayamos adquirido anteriormente, tanto en higiene, alimentación, etc….El estrés, el tabaco, las exposiciones al sol sin protección y una mala alimentación se reflejarán en nuestro rostro. Siempre estaremos a tiempo de revertir la situación y mejorar el estado de nuestra piel, si nos comprometemos a ser constantes con el tratamiento facial.

Copyrights © 2018 & Esenza Gaia | Diseño realizado por Cincotresweb